Debió hacerse por licitación pública

Por Juan Camilo Restrepo. La entrega del fondo parafiscal de la carne y la leche debió hacerse por licitación pública, y no a dedo como ocurrió. Las razones son las siguientes:

Por Juan Camilo Restrepo. La entrega del fondo parafiscal de la carne y la leche debió hacerse por licitación pública, y no a dedo como ocurrió. Las razones son las siguientes:

1. La ley 1753 de 2015 (Ley del Plan Nacional de Desarrollo Vigente) no permite la contratación directa con Fedegan. La Corte Constitucional declaró exequible la intervención temporal del Ministerio de Agricultura, a través de encargo fiduciario, en la administración y recaudo de contribuciones parafiscales en forma reglada

La expedición de la Ley 1753 de 2015, Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, artículo 106, implicó una modificación esencial del artículo 7 de la Ley 89 de 1993, pues estableció las reglas generales para la administración de todas las contribuciones parafiscales agropecuarias y pesqueras; omitió cualquier referencia a la contratación directa con Fedegan; incluyó autorizar al Gobierno nacional, Ministerio de Agricultura, asumir la administración temporal de estos recursos, a través de encargo fiduciario, si la entidad contratante no está en condiciones de garantizar el cumplimiento de las reglas y políticas que deben regir la ejecución de las contribuciones parafiscales; y señaló la obligación de garantizar la participación y representación de los gravados con la cuota parafiscal respectiva.

Las atribuciones al Ministerio de Agricultura de asumir temporalmente, por medio de un encargo fiduciario, contenidas en los incisos tercero y cuarto de esta disposición fueron demandados ante la Corte Constitucional. 

En sentencia C-644 de 2016 se declaró la exequibilidad de tales incisos. La Corte hizo un detallado estudio sobre la parafiscalidad y las atribuciones del Congreso en esta materia. Precisó que sólo puede ejercerse de conformidad con el reglamento y la ley. Es decir, que no es cierto que el presidente o el Ministerio puedan hacerlo en forma discrecional, sino que deben ceñirse estrictamente al reglamento respectivo. Y que este reglamento le compete expedirlo al Gobierno nacional en desarrollo de su potestad reglamentaria. Recordó la Alta Corporación que en otras oportunidades, la ley ha autorizado al Gobierno revocar la administración de contribuciones parafiscales, tal como lo dispuso la Ley 321 de 1996, en relación con la cuota de fomento cacaotero, que fue declarada exequible en la sentencia C-002 de 1998. 

2.- El Gobierno nacional asumió temporalmente la administración de las contribuciones parafiscales a Fedegan

El Gobierno nacional, mediante Decreto 2537 de 29 de diciembre de 2015, asumió directamente  la administración de las contribuciones parafiscales ganadera, pues consideró que se daba la causal de cuando una entidad administradora "no está en condiciones de garantizar el cumplimiento de las reglas y políticas que debe regir la ejecución de las contribuciones parafiscales, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, por razones especiales definidas mediante reglamento, podrá asumir temporalmente, a través de un encargo fiduciario, la administración de dichas contribuciones y efectuar el recaudo".

Esta administración temporal, por encargo fiduciario, en cabeza de Fiduagraria.

3.- Decisiones del Consejo de Estado en acción de cumplimiento y de nulidad

Fedegan ha acudido a la jurisdicción administrativa en numerosas oportunidades para oponerse a la pérdida de su contratación directa y especial. Veamos los más importantes:

Acción de cumplimiento ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en la que pretendía que se le ordenara al Ministerio de Agricultura contratar con Fedegan la administración y recaudo de las cuotas de fomento ganadero y lechero, de conformidad con el artículo 7 de la Ley 89 de 1993. 

En sentencia de 9 de febrero de 2017, el Tribunal denegó esta solicitud, por cuanto el artículo 106 de la Ley 1753 de 2015 modificó la autorización de la contratación directa como lo estipulaba la Ley de 1993. 

Esta decisión fue apelada por Fedegan. La Sección Quinta del Consejo de Estado, en sentencia de 6 de abril de 2017, la confirmó con base en el cambio operado en la Ley del Plan, Ley 1753 de 2015, artículo 106.

Fedegan acudió al Consejo de Estado en acción de nulidad contra el Decreto 2537 de 2015, que reglamenta la asunción temporal de las contribuciones parafiscales, con solicitud de suspensión provisional. 

En providencia de 1º de agosto de 2016, la Sección Primera del Consejo de Estado denegó la suspensión provisional y confirmó esta denegación el 19 de diciembre de 2016. 

4.- Concepto de la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado.

El 12 de diciembre de 2017, la Sala de Consulta resolvió el interrogante expresado por el Ministro de Agricultura sobre si en la licitación pública para seleccionar el nuevo administrador de la cuota parafiscal de carne y leche puede participar Fedegan. 

La Sala expresó que no existe ningún instrumento o figura jurídica que le impida participar en el proceso de licitación. Y no puede aplicarse la analogía para restringir su participación. Además, que no es posible tener en cuenta los antecedentes del participante, pues los pliegos deben establecer reglas generales.

Debió hacerse por licitación pública y no a dedo. 

(El Nuevo Siglo)

Momentos decisivos

Por Francisco Montes Vergara. Empezó a correr el cronómetro. Hay sondeos y se construyen cábalas sobre quiénes serán los candidatos a la Gobernación y quién será el próximo gobernador de los sucreños. 

Por Francisco Montes Vergara. Empezó a correr el cronómetro. Hay sondeos y se construyen cábalas sobre quiénes serán los candidatos a la Gobernación y quién será el próximo gobernador de los sucreños. En la lista hay varios nombres. Pero realmente ninguno ha empezado a acelerar con un estandarte definido y como un candidato decidido. Se exponen ideas y bosquejos sobre los olvidos que han existido durante décadas en Sucre. Al mismo tiempo se admiran las riquezas sucreñas en su mar Caribe, recursos hídricos de la Mojana, la fortaleza ganadera, en fin. Otros tantos.

Seguramente las razones son muchas y así siempre ha sido para que las campañas no empiecen con el acelerador a fondo. Entre ellas está la financiación de cada proyecto. Pero más importante que los recursos para patrocinar los costos como la publicidad, reuniones y otros, se debe tener en cuenta al departamento. El aval que se le otorgue al candidato por un partido u otro es indispensable porque asimismo la ciudadanía lo relacionará con asuntos críticos del orden nacional y del ámbito político. La decisión de la escogencia de los candidatos debe estar acorde con la identificación del candidato desde las raíces que tiene en Sucre y desde luego la renovación en la forma de pensar y mirar los problemas que hoy tienen a los coterráneos sumidos en el camino de la desesperanza.

Es necesario romper paradigmas. Todos somos sucreños. Todos queremos tener oportunidades. Es importante cambiar la imagen de la administración pública en Sucre. Indispensable que se vea con los mismos ojos, cumpliendo su rol, tanto a la empresa privada como a la empresa pública y sin lugar a duda ambos deben estar bajo parámetros de eficiencia y respeto.

El candidato y el gobernador elegido debe pensar que la popularidad no solo es un asunto de votos. Es también, pero más importante, el resultado de hechos que debe cumplir durante cuatro años. Me refiero a que el trabajo solo empieza el primero de enero del 2020. Desde ese momento debe tener su despacho a disposición de los sucreños. No debe convertirse en una maquina predestinada a realizar filtro a las solicitudes. Algo bien importante, estar dispuesto ayudar a la comunidad. Es aquello que otros pueden llamar favores. Quien no tenga claro qué es un favor, se puede decir que desde ya cierra puertas a los problemas sucreños. Atentos todos a los nombres.

Que no sea un obstáculo

La continuación o no de la Ley de Garantías se debe discutir, teniendo en cuenta los obstáculos que genera en las administraciones.

En un año electoral como el presente, necesariamente cobra vigencia el tema de la llamada Ley de Garantías, la cual se ha convertido en un verdadero obstáculo para las Alcaldías y Gobernaciones.

Se insiste que debería eliminarse esa disposición que actualmente lo que hace es entorpecer la ejecución de los planes de desarrollo de las regiones al no poder contratar los entes territoriales durante ciertos periodos.

Los que no están de acuerdo con esa ley, como la Federación Nacional de Departamentos, aducen que esta ya perdió importancia porque fue creada pensando en la figura de la reelección presidencial, la cual ya no existe en nuestro país. Y quienes están de acuerdo con ella aseguran que es necesaria para evitar favorecimientos y beneficios con recursos públicos en la contienda electoral.

Lo cierto es que con o sin ley de garantías, en nuestra Colombia los corruptos se las siguen ingeniando para hacer de las suyas con los recursos del Estado.

Tímido o reflexivo

Por Efraín Hernández Buelvas. Desde la cotidianidad del ejercicio docente es usual encontrar individuos con retraimiento y temores, que en un acto precipitado y vehemente son catalogados tímidos. 

Por Efraín Hernández Buelvas. Desde la cotidianidad del ejercicio docente es usual encontrar individuos con retraimiento y temores, que en un acto precipitado y vehemente son catalogados tímidos. Es muy fácil describir las características más relevantes de este tipo de personas, debido a que su comportamiento limita su desarrollo social, lo que Renny Yagosesky desde la orientación conductual describe como una condición innata predisponente a la introversión social, o como una respuesta psicofísica aprendida, de intensidades variables, asociada con una expectativa de evaluación social negativa. Sin embargo, no siempre este tipo de individuos pueden ser descritos de forma integral con este postulado. 

Respecto a este tipo de conductas, existen también seres cuya esencia se basa en ser prudentes, por lo que consideran todas las alternativas posibles antes de realizar una acción, que disfrutan analizando la actuación de los demás, que estudian detalladamente su entorno, que escuchan a los demás y que no intervienen hasta no tener el control absoluto de la situación como un ejercicio mental. Ante esta premisa, se hace necesario precisar en el tipo de sujeto que nos acompaña durante los procesos en el aula, la timidez no es considerada una condición de las personas reflexivas, pero quizá ante la premura de la categorización de los integrantes del grupo de trabajo, se considera tímido al estudiante con una tendencia alta hacia estilo de aprendizaje reflexivo.

Estos jóvenes observan, deciden su propio ritmo, investigan detenidamente, reúnen información, piensan antes de actuar, asimilan antes de comentar, detallan y sobre todo se convierten en unos de los actores principales del aprendizaje colaborativo, convirtiéndose en una pieza clave durante la sistematización, análisis y diseño de estrategias dentro de un grupo de trabajo. A su vez, este tipo de trabajo se convierte en una estrategia cooperativa para potenciar sus propias habilidades comunicativas, sociales, el fortalecimiento de procesos cognitivos, la adquisición y la transformación de su conocimiento.

No obstante, los seres reflexivos son una necesidad para la sociedad actual, esta habilidad les permite acceder con facilidad a los diferentes campos del saber y tal como lo indica Gaitán-Riveros (2007) este tipo de pensamiento mediatiza el crecimiento en valores y el aprendizaje de actitudes civilizadas como la solidaridad, la equidad, la convivencia pacífica y el respeto por la vida, ayudando día a día a la construcción de mejores seres humanos: personas responsables, éticas y solidarias en un mundo que avanza desmedidamente.

Por fin, banda ancha

Por Guillermo Santos Calderón. En Colombia ha habido tres definiciones de banda ancha. La primera fue de 512 Bps (bits por segundo); la segunda, de 1 Mps (1.024 bits por segundo), y la que empezó a regir el 1° de enero de este año, que es de 25 Mps (25.600 bits por segundo). Esta nueva definición vale la pena y hay que felicitar a la Ministra de TIC, a quien le importa más el futuro que las estadísticas. Con la nueva definición de banda ancha las estadísticas de penetración de esta se van a venir al piso, ya que muchos colombianos no cuentan con un internet mayor o igual a 25 Mbps.

Por Guillermo Santos Calderón. En Colombia ha habido tres definiciones de banda ancha. La primera fue de 512 Bps (bits por segundo); la segunda, de 1 Mps (1.024 bits por segundo), y la que empezó a regir el 1° de enero de este año, que es de 25 Mps (25.600 bits por segundo). Esta nueva definición vale la pena y hay que felicitar a la Ministra de TIC, a quien le importa más el futuro que las estadísticas. Con la nueva definición de banda ancha las estadísticas de penetración de esta se van a venir al piso, ya que muchos colombianos no cuentan con un internet mayor o igual a 25 Mbps.

La definición considera la velocidad de bajada y subida, que deben ser igual o mayor a 25 Mbps y a 5 Mbps, respectivamente. La pregunta es cómo medir esta velocidad, ya que se puede contratar el servicio de banda ancha, pero la velocidad real no llega a ser la exigida en la definición. La de bajada, de 25 Mbps, al medirla puede no llegar a 25 (bit.ly/18kSQZ9, aplicación para medirla). Cuando un usuario se conecta, debe transitar por varias autopistas: una que es la que lo conecta al aparato que le instala el proveedor en su casa –puede ser de forma inalámbrica o por cable Ethernet–, la segunda es la conexión del 'router' al cable del operador, que conecta a muchos usuarios y los lleva hasta las instalaciones del operador. Una vez allí, hay otros caminos que son muy transitados y pueden hacer que la velocidad se disminuya, y es el del operador a la red mundial de internet, por el cual se llega al sitio al que se está navegando.

Solo trato de explicar que para uno llegar por internet al destino requerido debe transitar por varias autopistas con diferentes capacidades para llevar simultáneamente cierto número de usuarios, y la velocidad con la que se va depende del número de ellos. Por esto, a veces, cuando se navega, hay horas en que internet es más lento que en otras.

La definición es muy apropiada, porque pasar de 1 Mps a 25 Mbs de bajada es un salto muy importante. Ahora, lo que hay que hacer es generar unos marcos jurídicos estables y apropiados para que las empresas operadoras hagan importantes inversiones y para que las extranjeras se sientan tranquilas para venir a invertir en el país. (El Tiempo)

A veces, cuando se navega, hay horas en que internet es más lento que en otras.

Buenavista, 49 años

Por José A. Benítez Tuirán. El pasado 3 de enero, los 49 años de vida jurídica como municipio, encontraron a Buenavista como un pueblo más grande, pero lleno de muchas falencias. Servicios tan básicos y vitales como la luz, el alcantarillado y el agua, aún no benefician a la totalidad del territorio y la zona urbana sufre frecuentemente cortes del suministro por diversas, y a veces hasta increíbles circunstancias. 

Por José A. Benítez Tuirán. El pasado 3 de enero, los 49 años de vida jurídica como municipio, encontraron a Buenavista como un pueblo más grande, pero lleno de muchas falencias. Servicios tan básicos y vitales como la luz, el alcantarillado y el agua, aún no benefician a la totalidad del territorio y la zona urbana sufre frecuentemente cortes del suministro por diversas, y a veces hasta increíbles circunstancias. 

Sin embargo, la principal preocupación de los buenavisteros es el alarmante nivel de desempleo. Informes sitúan la desocupación laboral en alrededor del 70% y más de tres cuartos de los empleos generados en el sector del comercio, son altamente precarios, pues no alcanzan al salario mínimo mensual legal y las horas trabajadas superan de lejos las 48 horas semanales que determina la ley. 

Lógicamente es imposible que el Municipio sea la respuesta a este fenómeno convirtiéndose en empleador de todos, pero sí es la administración municipal la que debe buscar soluciones al desempleo y a la precariedad laboral, como primer paso para erradicar la pobreza. 

A Miguel Guzmán le queda un año de gobierno, que no puede ser fallido, por el contrario, debe estar encaminado a dinamizar la economía local. No podemos pretender que los hogares lleven el pan a sus mesas a través de los subsidios estatales, es imperante que los buenavisteros tengan la oportunidad de trabajar y prosperar en la tierra que los vio nacer. 

Pero sin duda, el reto le tocará asumirlo al alcalde que resulte electo este año. Y no será fácil, pues se estima que hay entre uno y dos miembros de cada familia buenavistera trabajando fuera del municipio. Esta dinámica tiene que ser revertida y a mi modo de ver hay tres aspectos en los que trabajar. 

Primero, contratar personal netamente autóctono para cubrir el cien por ciento de los cargos de la administración municipal. 

Segundo, a través de inversión estatal, departamental y municipal, construir infraestructuras; viviendas, redes de acueducto rural, aulas escolares, en fin, obras que además de responder a sentidas necesidades requieran de fuerza laboral que pueda ser de origen local. 

Y tercero: crear un ambicioso plan de empleo, que exhorte el espíritu emprendedor, pero no inspirado en fomentar el rebusque, sino creando negocios que puedan ser proveedores del municipio y del sector privado y que generen empleos dignos, también se debe apostar por la agroindustrialización del campo, pero lo más importante sería el llamado a las grandes o medianas empresas del país a establecerse en nuestro territorio y operar con personal nuestro. 

Tenemos doce meses de plazo para que el medio siglo como municipio no nos encuentre con los mismos problemas que teníamos cuando éramos corregimiento de Ayapel. Y si no es posible, al menos que las bodas de oro las recibamos con un alcalde honesto y capacitado para sacar al pueblo de la pobreza.

TE DESTACAMOS

Suenan nuevos y buenos nombres para llegar a la alcaldía: Juan Fidel Bertel López, Marleth Álvarez Tuirán y Gustavo Quintero. Repite Candelaria Hoyos.