Arroyo Grande, una cloaca

"Hace unos 50 años el agua del arroyo Grande de Corozal era cristalina, la gente pescaba, se bañaba y hasta hacía ollas comunitarias en los alrededores mientras admiraban las iguanas que se deleitaban en el agua", rememoró con nostalgia Marta Pérez, una veterana habitante del barrio San José.