Desfinanciación de la educación

Por Valmiro Rangel Rangel. La promulgación de la Constitución del 91 fue un gran avance para el pueblo colombiano. Este se reflejó al considerar a la educación y la salud como derechos fundamentales. 

Por Valmiro Rangel Rangel. La promulgación de la Constitución del 91 fue un gran avance para el pueblo colombiano. Este se reflejó al considerar a la educación y la salud como derechos fundamentales. En esta constitución, en sus artículos 356 y 357, reglamentados por la Ley 60 de 1993, se establecieron las participaciones de los Departamentos y los Distritos  Especiales en el Situado Fiscal y la participación de los municipios en los ingresos corrientes de la Nación (PICN). De acuerdo con la Ley 60, el Situado Fiscal era el 24,5 % de los ingresos corrientes de la Nación y la PICN era el 22 %, de lo que se concluye que se tenía en total un 46,5 % de los ICN (ingresos corrientes de la nación). 

Esta dicha llegó hasta el  año 2001 con el gobierno de Andrés Pastrana, cuando se reformaron los artículos 356 y 357 de la Constitución por medio del Acto Legislativo 01 de 2001. Con este acto  desaparecieron estas dos bolsas y se creó una sola llamada Sistema General de Participaciones (SGP) con la inclusión del FEC (Fondo de Compensación Educativo) 

En esta reforma se estableció que las transferencias se incrementarían de acuerdo con el promedio del crecimiento de los ingresos corrientes de la Nación de los últimos 4 años, después del período de transición (2002-2008). Las transferencias crecerían en el período 2002-2005 inflación más 2 % y en el período 2006-2008 inflación más 2,5 %. Así mismo estableció un crecimiento adicional de las transferencias cuando la economía creciera por encima del 4 %. 

Como era de esperarse esta fórmula resultó altamente deficitaria y fue así como se inició peligrosamente la desfinanciación de la educación.

  La crisis de la educación se agudizó con la promulgación del Acto Legislativo 04 de 2007 del gobierno de Álvaro Uribe, que disminuyó drásticamente los porcentajes correspondientes al SGP. Con este, el Sistema General de Participaciones es recortado en proporciones más significativas que en los periodos anteriores. La evolución de dicho crecimiento adicional sería así: en los años 2008 y 2009 de uno punto tres por ciento (1.3 %), en el año 2010 de uno punto seis por ciento (1.6 %), y durante los años 2011 a 2016 de uno punto ocho por ciento (1.8 %). 

El gobierno de Juan Manuel Santos, lejos de subsanar ese déficit creciente, pretende nuevas metas como: "Colombia la más educada"; jornada única, Ser Pilo Paga, el PTA…, con los mismos recursos.  

Lo que está en juego en los sempiternos paros del magisterio no es solamente su precario salario, sino el desfinanciamiento de la educación pública, que ha sido sistemático en los últimos cuatro gobiernos (2001-2017), que a la fecha de hoy la tienen al borde del colapso, pues, según el comunicado de FECODE publicado el 24 de septiembre de 2017, por obra y gracia de los actos legislativos mencionados el sector educativo dejó de percibir 73 billones de pesos. El presupuesto asignado ese año es de 33.907 billones de pesos esto es insuficiente, puesto que existe un déficit significativo que ha venido deteriorando a este derecho fundamental. Para "tapar ese hueco" se requiere presentar un proyecto serio de ley de adición presupuestal  que supere los 36 billones de pesos y además agregarle los recursos que sean necesarios de la lesiva reforma tributaria. 

Espero que FECODE y los sindicatos regionales saquen como conclusión que hay que hacerle un llamado fervoroso al magisterio para que vote masivamente por los candidatos demócratas alternativos a Senado y Cámara en las elecciones de marzo de 2018 y en las presidenciales de mayo. Porque son los presidentes quienes presentan los actos legislativos y son los parlamentarios quienes aprueban esas leyes en beneficio o en contra de los intereses populares.

 

Jorge Luis Borges y La intrusa

Por Samuel Morales Turizo. Uno lee a Borges y le parece que todos los tiempos vienen con la mayor fluidez. Tranquilamente van apareciendo como si se hiciera realidad, como si uno cerrara los ojos y toda esa cantidad de metáforas y de maravillas empezaran aparecérsele a uno frente a la mirada: es un acto de asombro leerlo. 

Por Samuel Morales Turizo. Uno lee a Borges y le parece que todos los tiempos vienen con la mayor fluidez. Tranquilamente van apareciendo como si se hiciera realidad, como si uno cerrara los ojos y toda esa cantidad de metáforas y de maravillas empezaran aparecérsele a uno frente a la mirada: es un acto de asombro leerlo. 

Borges tiene una obra o cuento que se llama La intrusa, que es la historia de dos hermanos que se enamoran de la misma mujer. Y la pasión que se desata entre ellos es tan grande que un día uno de ellos decide matarla y le dice al otro: "Tuve que matarla o si no nos hubiésemos terminado matándonos los dos". Estas historias de pasiones de sangre, pasiones compartidas, también están presentes en los relatos, cuentos y poemas de Borges. 

Refiriéndose a Borges el escritor mexicano Alfonso Reyes, en un artículo publicada en El Tiempo de México, lo llama "mago de las ideas"; porque "transforma todos los motivos que toca y lo llevan a otro registro mental". Borges no tuvo suerte con las mujeres. Por eso sus grandes amores terminaron siendo los libros y su mejor hogar las bibliotecas. A él por su ceguera lo acompañaban sus alumnas o sus amigas, pero especialmente lo quisieron y lo consintieron dos mujeres: Leonor Acevedo, su madre, y su incondicional desde 1975 y esposa María Kodama. 

Borges como ensayista propone una sucesión de metáforas donde la interpretación suele desdoblarse o reproducirse coma nuevas ficciones. Toda su obra en la que abundan preguntas sin respuestas está impregnada de un aire escéptico y nihilista, en el que la eternidad es imposible. 

En su prólogo fechado en enero de 1985, A Los Conjurados, su libro de poemas, dedicado a María Kodama, Borges escribe: "Una reina, en la hora de su muerte, dice que es fuego y aire- yo suelo sentir que soy tierra, cansada tierra" 

Para Borges el número 3 tenía una vibración especial. Cuando viajaba en avión para mitigar el miedo le daba al brazo del asiento tres golpecitos con su mano. Viajaba para dictar conferencias, recibir premios, condecoraciones y reconocimientos. Borges, como Milton, Claudel, como Leconte, Lugones, fue casi siempre un poeta público, hecho que corresponde a su reserva y a su destino solitario. 

El y solo él odiaba las máscaras y los espejos, amaba los tigres y las lenguas antiguas. Fue  aficionado por el cine de vaqueros y de gángsters (siempre sentado en la fila tres), le fascinaban las corbatas amarillas, era muy esquivo, quizás fundado en ciertas experiencias no muy gratas a hablar sobre sexo. 

A Borges en el año 1955 le ocurre la paradoja más grande del destino, cuando lo nombran director de la biblioteca de Buenos Aires. En ese momento él y ya ha quedado ciego, y va a ser ciego el resto de su vida. Borges recordó que el más ilustre de sus antecesores, Brusac, había sido ciego y director de la biblioteca como él y pensó que el destino de ambos era el mismo. 

Borges poseía un pensamiento político indescifrable. A Borges la última vez que le interesó la política fue cuando cayó el Imperio bizantino. El escritor y periodista peruano Mario Vargas Llosa le preguntó en una ocasión: ¿Qué es para usted la política, Borges? Él contestó: "Una de las formas del tedio". 

Jorge Luis Borges, uno los mejores poetas, narradores de historia, biógrafos y ensayistas del universo, intelectual puro, con vasta cultura que lo llevaron al estrado donde solo se ubican los grandes y los inmortales. Borges poseyó una virtud: ser ciego y no ver envejecer el rostro de María Kodama, su amada.

La familia

Por Selma Samur de Heenan. "Precisamente porque la familia es el elemento orgánico de la sociedad, todo atentado perpetrado contra ella es un atentado contra la humanidad." Papa Pío XII.

Por Selma Samur de Heenan. "Precisamente porque la familia es el elemento orgánico de la sociedad, todo atentado perpetrado contra ella es un atentado contra la humanidad." Papa Pío XII.

Desde todos los ámbitos de la sociedad se viene "trabajando" en proyectos que propenden a que el núcleo social más importante de todos los que han existido y existirán a través del tiempo se vea amenazado en su esencia misma, tendiendo a desaparecer. El triunfo paulatino de este propósito está llevándonos a la  ruina moral que venimos padeciendo progresivamente desde hace algo más de treinta años.

Efectivamente, se están posicionando como si fueran verdades irrefutables cuatro temas que de una u otra forma atentan contra la familia. Dar rango constitucional al aborto, cuando sus consecuencias acaban con la vida de un bebé por nacer, al igual que acarrea graves consecuencias espirituales para sus padres. La unión civil para los homosexuales, buscando equipararla al matrimonio tradicional entre un hombre y una mujer, unidos, entre otros fines, por el de procrear y conformar una familia. 

La legalización y reglamentación de la eutanasia y la creación de la cátedra escolar obligatoria de ideología de género con la cual se proponen, con variados métodos, la sociabilización del grupo LGBTTIQ (lesbianas, gais, bisexuales, travestis, transexuales, transgénero, intersexuales y extraños) sigla a la que  cada día se le adiciona una letra.

La familia y la escuela son dos ámbitos distintos que influyen necesariamente en el paso de los niños a la edad adulta, siendo  lo óptimo que ese tránsito vaya acompañado de  principios y valores ético-morales que les den el soporte indispensable  para desarrollarse como personas útiles para sí mismos y para la sociedad. Aprobar una ley para que los colegios obligatoriamente enseñen a nuestros hijos la variedad multicolor de supuestas opciones personales no corresponde al sentido concomitante que debe tener el colegio para la vida familiar. Tampoco ayuda la eutanasia, porque con el tiempo hace de los miembros más antiguos de la familia un estorbo del cual se puede prescindir voluntariamente y con ayuda médica. Todos estos proyectos tienen muchas cosas en común y una de ellas es que son planteados con eufemismos, haciendo ver en ellos unas bondades y buenas intenciones que en realidad no tienen. Al aborto lo llaman interrupción voluntaria del embarazo; al libertinaje sexual le denominan educación de ideología de género; al homicidio asistido de personas que requieren más amor y atención de sus familias, le llaman eutanasia, y a lo que hasta hace poco era una situación absolutamente inconfesable, ahora la pretenden vestir de blanco.

Que Walt Disney, una de las más importantes productoras de cine infantil, este presentando películas cuyos personajes de dibujos animados o de personas sean abiertamente homosexuales es un detonante que no puede pasar inadvertido para nosotros los padres de familia.

Lo que nuestros hijos y nietos están viendo en el ambiente es claramente nocivo para ellos. 

El fracaso de Dios

Por Elizabeth Zuccardi Porras. Todo lo que Dios hizo es perfecto, tal como lo dice Santiago 1:17   Todo lo bueno que hemos recibido, todo don perfecto que viene de arriba es de Dios, del Padre creador de los astros del cielo, en quien nunca hay cambio ni sombra. 

Por Elizabeth Zuccardi Porras. Todo lo que Dios hizo es perfecto, tal como lo dice Santiago 1:17   Todo lo bueno que hemos recibido, todo don perfecto que viene de arriba es de Dios, del Padre creador de los astros del cielo, en quien nunca hay cambio ni sombra. 

La Biblia cuenta la obra de la creación terminando cada día reconociendo que todo lo que había creado era bueno, hasta en el sexto día cuando creó al hombre y a la mujer a su imagen y semejanza, según Génesis 1: 31 Y vio Dios todo lo que había hecho; y he aquí que era "muy bueno". Su plan de salvación fue perfecto, hasta que lo quiso implementar en la humanidad, no encontró ninguno que hiciera lo bueno, así lo registra Romanos 3:10 como está escrito: no hay justo, ni aun uno; 11 no hay quien entienda, no hay quien busque a Dios; 12 todos se han desviado, a una se hicieron inútiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno... Él lo hizo todo bueno y perfecto, pero el hombre lo dañó, lo cambió para mal, lo trastocó, de tal manera que lo que Dios había planeado para la humanidad fracasó, no por culpa de Él, ya que de Él proviene todo lo bueno, sino por culpa de la gente, que cambió su naturaleza divina por la animal, carnal e irracional. 

Dios en sí no fracasó. Si por Él hubiera sido, aún viviéramos en el  Edén. En Génesis 6 dice así:  5 Y el Señor vio que era mucha la maldad de los hombres en la Tierra, y que toda intención de los pensamientos de su corazón era solo hacer siempre el mal. 6 Y le pesó al Señor haber hecho al hombre en la Tierra, y sintió tristeza en su corazón... 7 Y el Señor dijo: Borraré de la faz de la Tierra al hombre que he creado, porque me pesa haberlos hecho. Si no hubiera sido por Noé, en quien Dios vio que era bueno, no existiríamos, ya que estaba muy triste al ver que su máxima creación se había echado a perder.

Ahora entiende la importancia de la obra salvificadora que vino a realizar Jesús su primogénito, que conserva su divinidad, que no se echó a perder, sino por el contrario, vino a salvar lo que se había perdido, para darle una nueva oportunidad a la humanidad. 

Aclaro que todo lo malo que está sucediendo con la humanidad no es culpa de Dios, sino precisamente de los hombres mismos que, al rechazarlo, cambiaron su plan perfecto e hicieron que fracasara todo lo que el Creador había planeado, desde Adán y Eva, quienes perdieron la comunión íntima con Él y la vida en el Paraíso, que todos seguimos anhelando. Qué vida tan buena que estos dos llevaban, lo tenían todo, y lo perdieron todo. 

De allí en adelante los fracasos del hombre por ser semejantes a Dios lo incentivaron mucho más para volverlos a su verdadera esencia divina, tal cual fueron creados y todavía no descansa tratando de cambiar el fracaso en victoria, otorgándole a Jesús la misión de restaurar y rescatar la humanidad perdida. 

Cuando Jesucristo murió, clavó en la cruz el fracaso de los hombres, para que Él no se arrepintiera más de haberlos creado. En Jesús se regocijó porque lo halló perfecto, al ser el autor y consumador de la fe.

Abundancia de elecciones

Por José Arturo Ealo Gaviria. De entrada te digo que este tema no es de elecciones políticas, que ahora está en boga. A las elecciones que me refiero es a esa abundancia que tenemos de dónde elegir o por decirlo también a la cantidad de opciones. 

Por José Arturo Ealo Gaviria. De entrada te digo que este tema no es de elecciones políticas, que ahora está en boga. A las elecciones que me refiero es a esa abundancia que tenemos de dónde elegir o por decirlo también a la cantidad de opciones. Si a un ave, digamos a una paloma se le da a elegir entre una recompensa ahora o una mejor más tarde, lo tiene claro: no espera ni quince segundos y elige la inmediata. Con los humanos, la situación no cambia. Por ejemplo, imaginemos a un par de niños de entre tres y siete años los situamos en una alcoba delante de una galleta y les decimos: "Coman una galleta ahora o muchas más mientras vuelva." Y, por supuesto, no les decimos cuándo regresaremos. Claro, tomarán la galleta antes de que volvamos, pero ¿cuánto tiempo tardarán? Unos más y otros menos, dependerá de la edad, al pasar de tres años y medio a cinco suceden cambios radicales: niños y niñas empiezan a ser capaces de contemplar el futuro.

Elegir entre el café con leche o cortado es trivial. ¿Bananos o níspero? Eso no es un gran problema. El problema, lo difícil, es elegir el momento adecuado. ¿Cómo sacrificarse ahora para conseguir algo mejor cuando llegue el futuro? Este es un problema de compromiso. Requiere prudencia, la capacidad de hacer un sacrificio ya en aras de un beneficio más adelante. El concepto capital aquí es invertir en prudencia: algo que, al parecer, hacemos cada vez menos y peor.

En parte, la sociedad constituida nos da las herramientas necesarias para solucionar este problema: creó toda una red de tecnologías del compromiso que tenemos que hacer. Estudiamos, nos casamos, tenemos descendientes… Nos dicen cuándo es más sensato hacer un sacrificio ahora para después ganar algo.

Bastarán dos ejemplos de esa tecnología del compromiso. "Renunciaré a los ingresos de unos cuantos años, pero esto me conducirá a un título. Ese título me dará más oportunidades o posibilidades de tener una vida más interesante, de ser rico y también de atraer lo que me convenga o quiero." Otro ejemplo trivial: "Esta noche no iré a cine, mejor me quedo revisando compromisos prioritarios con el fin de recibir un dinero la semana que está por comenzar."

Aun así, la tecnología del compromiso está siendo difícil. La abundancia de opciones, característica de los tiempos modernos hace un escuálido favor a la gente. La prosperidad económica provoca un flujo de novedades y de nuevas recompensas a cuál más atractiva. Cuantas más opciones, más difícil es elegir la opción con la que responsabilizarse. Poco a poco nos vamos programando para valorar las cosas que están inmediatamente al alcance de la mano, mucho más que las cosas remotas. No estamos seguros sobre cuál será el efecto a largo plazo de esta abundancia. Sin embargo, para algunos científicos está claro: se degrada el concepto de prudencia del que ya se conoce, y es la clave de nuestro malestar. Si las novedades llegan muy rápidamente, nos distraen de los objetivos a largo plazo y nos centran en las recompensas más inmediatas. La abundancia produce ansiedad y esta reduce nuestro bienestar.

La abundancia cambia el modo que escogemos, y lo hace hasta un punto del que no éramos conscientes porque son procesos extremadamente graduales. 

Fumar es un ejemplo. El precio que hay que pagar por fumar solo se descubrió tras un largo período de tiempo. Pasaron cincuenta años para decir que fumar mata. En diez más, los gobiernos decidieron colocar una etiqueta a los paquetes de cigarrillos. En otros diez eliminaron la publicidad de la televisión. Diez más, la clase media deja de fumar. Otros diez, y no se permite fumar en lugares cerrados.

Pa' lante y pa' lante

Por Emilio Córdoba Díaz. Existen estudios que tienen como criterios que aún, no se cuenta con una teoría general del desarrollo regional. Aunque existen muchas contribuciones parciales, pero no, una doctrina universalmente aceptada. 

Por Emilio Córdoba Díaz. Existen estudios que tienen como criterios que aún, no se cuenta con una teoría general del desarrollo regional. Aunque existen muchas contribuciones parciales, pero no, una doctrina universalmente aceptada. 

En América Latina, después de la simple aplicación de las teorías desarrolladas en aquellos países, ha surgido la preocupación por analizar en forma más crítica la adaptación de tales planteamientos, a la realidad latinoamericana.

Lo dicho de la teoría del desarrollo regional se traduce también en la planificación regional. En general, como se ha repetido en numerosos informes y estudios sobre la evolución de la Planificación en América Latina, el camino seguido por esta ha venido internándose cada vez en mayores detalles y en campos más complejos e interdisciplinarios, recurriendo a herramientas y métodos más eficaces. 

Por lo anterior, la consideración del espacio físico y del espacio económico se hace ahora desde un punto de vista intrarregional e interregional.

La inclusión del problema regional en los procesos de planificación obedece a diversas causas que tienen a su vez diferentes consecuencias. 

Existen en primer término las derivadas de las prioridades que adquieren "las regiones problemas", en los objetivos de la política económica. El fomento de esas áreas requieren inversiones a veces cuantiosas que inciden en los cuadros generales y hasta los macroeconómicos de distribución de los recursos existentes y por crear. De ahí, que sea ineludible considerarlas en los procesos de planificación y en los planes.

Por lo anterior, las diferentes regiones de los países comenzaron hace varios años a generar una infraestructura administrativa y; una práctica de planificación intrarregional. Esas prácticas y procesos de planificación suelen tender al desarrollo de la región a través de la puesta en funcionamiento de algún recurso natural ubicado en la misma, o utilizando alguna ventaja comparativa. Por lo que se recurre con frecuencia a la creación de condiciones para atraer actividades productivas o incrementar la cuota del gasto público nacional que se realiza en la región. 

En muchos casos los objetivos regionales así alcanzados tienen profundas repercusiones en la solución de problemas nacionales, pero en otros, no sucede lo mismo y; los objetivos que persiguen las diferentes regiones pueden tener una baja prioridad nacional o no ser piezas fundamentales de la política imperante.

Por otra parte, no es posible desconocer que el florecimiento de los mecanismos e intento de planificación intrarregional responde a la generalización de la planificación, como también constituye una respuesta a ciertas deficiencias de la planificación nacional que no siempre tiene en cuenta con la profundidad necesaria los aspectos espaciales del desarrollo. Lo que durante tantos años hemos sufrido en la región Caribe y tanto nos a costado en lo económico y social. 

Con la RAP, nuestros sueños empiezan a cumplirse porque la Planificación dependerá más de nosotros los costeños y;  estamos convencidos que las fuerzas vivas regionales van a seguir luchando hasta lograr que nuestra región en un futuro no lejano, sea considerada como Entidad territorial (ET). Lo que implica: Un Gobernador Regional, Gobierno Regional y Asamblea Regional. Signos de una real descentralización y una verdadera autonomía regional, con la cual debemos ser responsable, porque dependiendo como planifiquemos nuestro desarrollo económico, social y ambiental, será la sostenibilidad de la presente y nuestras futuras generaciones. 

A la que debemos planificar para que continúen pescando en su mar Caribe y en nuestro río Magdalena y  su idiosincrasia con la que se escribió Cien Años de Soledad siga:

Pa' lante y pa' lante.