La historia se repite

Por Emilio Galindo Martínez. El tema de los impuestos es un tema que tiene a toda la sociedad en ascua, especialmente a la clase media y baja, ya que algunos subsidios van a desaparecer totalmente en 2019, y por el intento de gravar con IVA  a la canasta familiar. Tema  que igualmente produce frustración y cólera  en Francia,  porque el pueblo raso se siente  flagelado por los altos gravámenes y  en pie de lucha contra las elites del poder, como  antaño en la Nueva Granada. 

Por Emilio Galindo Martínez. El tema de los impuestos es un tema que tiene a toda la sociedad en ascua, especialmente a la clase media y baja, ya que algunos subsidios van a desaparecer totalmente en 2019, y por el intento de gravar con IVA  a la canasta familiar. Tema  que igualmente produce frustración y cólera  en Francia,  porque el pueblo raso se siente  flagelado por los altos gravámenes y  en pie de lucha contra las elites del poder, como  antaño en la Nueva Granada. 

 En 1781, la "Revolución de los Comuneros" se gestó en El Socorro, provincia de  la Nueva Granada, colonia de España,  y tuvo como causa inmediata los impuestos, sus alzas y creación, que estaban llevando a la ruina al pueblo, y los mismos no se invertían para satisfacer necesidades locales, sino de la metrópolis, como era invertir en la "Armada de Barlovento", y así poder conservar sus intereses en las colonias y derrotar a los piratas.

Bien, los impuestos son montos de dinero que las personas y las empresas deben pagar a una entidad gubernamental, pudiendo ser local, regional o nacional. Con esos dineros se financian los servicios que el Gobierno presta a sus ciudadanos.

Entre los gastos que se pagan por el Estado colombiano con los impuestos están: salud, pensiones, seguridad y defensa, educación, y otros. Con el nuevo gobierno de corte derechista se ha especulado sobre el hueco fiscal que asfixia nuestro presupuesto y la tremenda necesidad de gravar lo más esencial para todo ser humano, como es la  canasta familiar y las toallas sanitarias.

Ahora bien, con los impuestos se busca solucionar las necesidades de la población, pero desafortunadamente aquí se los roban los delincuentes de "cuello blanco",  como sucedió en el Guavio, Foncolpuertos, Interbolsa, SaludCoop, los desfalcos en Córdoba, en Sucre, las regalías, los hemofílicos, los enfermos mentales, el carrusel de la contratación en Bogotá  y otros. Toda esta gama de corrupción le cuesta al Estado algo más de cincuenta billones anuales. Y  esta es la razón del llamado hueco fiscal que crece en progresión geométrica debido a otro factor:  las condenas contra el Estado, que con sus intereses se vuelven ruinosas.

Así que la solución es  seguir siendo insumiso, como los Comuneros, invitar al gobierno de los ricos, que persigan y expropien los bienes de los ladrones de cuello blanco, los que estén embadurnados  por el delito de peculado por apropiación, y las cuentas en los paraísos fiscales  y  tapen con lo recuperado el faltante del presupuesto nacional. Es insólito que en municipios de cuarta categoría, existan urbanizaciones propias de municipios de primera y  como vecino el Hospital Universitario de Sincelejo, que agoniza por falta de dinero. Y, para remate, se graven las toallas sanitarias.

Al  pueblo, atónito y desconcertado,  le queda dos caminos: gritar "Viva el presidente, abajo el mal Gobierno" o ser presa fácil de las fuerzas populistas que amenazan con tomarse el poder.  La ruptura entre los gobernantes de los ricos, y el pueblo, sin esperanza de futuro, cesante, empobrecido por los impuestos,  es grande. 

Bajo este orden de ideas, es pertinente recordar el grito de guerra, de los Chalecos Amarillos que tienen a Francia bloqueada en algunas rutas con disturbios en todo el país y enfrentado a Macron, y es: "Francia muerta". Y todo por los impuestos que tienen a la población exasperada, agobiada con los impuestos cotidianos. 

Informalidad laboral y salario mínimo

Por Omar Castillo Núñez. El salario mínimo legal, SML, es una institución en Colombia que data de 1955 y, como su nombre lo indica, es un límite inferior que los gobiernos imponen sobre el monto que se le debe pagar a un trabajador, sobre todo a aquellos de menor calificación, con el principal objetivo de asegurar un nivel mínimo de subsistencia. 

Por Omar Castillo Núñez. El salario mínimo legal, SML, es una institución en Colombia que data de 1955 y, como su nombre lo indica, es un límite inferior que los gobiernos imponen sobre el monto que se le debe pagar a un trabajador, sobre todo a aquellos de menor calificación, con el principal objetivo de asegurar un nivel mínimo de subsistencia. 

La informalidad laboral, IL, es más difícil de definir. Para el DANE son informales: i) patronos y asalariados que laboran en empresas de hasta 5 trabajadores, trabajadores por cuenta propia no profesionales ni técnicos, ayudantes familiares, servicio doméstico. ii) ocupados que no cotizan al menos un pago en la seguridad social (salud y pensión) o aquellos que reciben un pago inferior al salario mínimo o quienes laboran un número de horas mayor que las establecidas legalmente. 

La fijación del SML en la economía es objeto de controversia por sus efectos sobre el empleo, la remuneración del trabajo asalariado no calificado y los precios al consumidor, sin que aún exista evidencia empírica concluyente a favor de defensores o detractores del SML

En esta nota se muestra la relación entre SML e IL en la ciudad de Sincelejo, siguiendo los resultados de la investigación "Informalidad laboral y elementos para un salario mínimo diferencial por regiones en Colombia" de L. Arango y L. Flórez. 

Dos hechos caracterizan a Sincelejo cuando se examina el mercado laboral:  

Primero, posee un alto nivel de informalidad laboral. Si se mide por el tamaño (número de empleados) del establecimiento, el promedio móvil de los últimos 24 meses de la tasa de informalidad laboral menos el promedio móvil del total de 23 ciudades incluidas en la encuesta general integrada de hogares del DANE está por encima en 17 puntos porcentuales; si se mide por afiliación a seguridad social, está por encima en 23 puntos porcentuales. 

Segundo, existe una desconexión entre la productividad de la mano de obra menos calificada y el nivel del salario mínimo relativo. Esta afirmación es deducible, pues la diferencia de la relación SML sobre el salario del percentil 70 de la distribución de los salarios de los trabajadores asalariados menos la media de esa relación en 23 ciudades es cercana a cero, indicando que la productividad del trabajador que recibe ese salario es alta con respecto a la de un trabajador del percentil 70. 

La informalidad es sinónimo de productividad laboral baja, y si, como enseña la teoría económica convencional, el salario lo determina la productividad, entonces, dada la alta informalidad en la ciudad, el salario mínimo relativo debería ser menor.  

¿Cuál es el efecto que a largo plazo tiene la evolución del SML como proporción del percentil 70, e indicadores nacionales como el PIB, la tasa de interés y los costos laborales no salariales como proporción del salario, sobre la informalidad laboral, medida como el cociente entre trabajadores informales y número de ocupados?

La evidencia empírica existente, derivada de Arango y Flórez, indica que un incremento de 1 punto porcentual (pp) en el salario mínimo relativo incrementa la informalidad laboral en Sincelejo en 0,08 pp; un incremento de 1pp en los costos laborales no salariales la incrementa en 0,209 pp.

¿Es deseable una propuesta de SML regional para corregir el desajuste entre nivel del salario relativo y la productividad laboral de los menos calificados? 

Ruta del gobernante

Por Rafael Gonzalez Martelo. Si le preguntas a cualquier persona qué son los planes de desarrollo departamental o municipal, muy seguramente contestarían que no saben o que no les interesa la política. 

Por Rafael Gonzalez Martelo. Si le preguntas a cualquier persona qué son los planes de desarrollo departamental o municipal, muy seguramente contestarían que no saben o que no les interesa la política. 

Lo que muchos desconocen es que estos son la herramienta de políticas públicas que pone en construcción el desarrollo de los territorios, y por eso su formulación, aprobación y ejecución deben estar ligadas a un cumplimiento constitucional y legal. 

Ahora bien, ¿qué son? Nuestra  Constitución pregona una democracia participativa y representativa. Por eso cuando se es candidato a las corporaciones uninominales se presentan unas propuestas de campañas, para que los ciudadanos elijan el mandatario por medio del voto, quien, una vez electo, debe  recoger dichas propuestas y materializarlas en un documento que se llama Plan de Desarrollo, que contienen una parte general que es la ilustración detallada de cómo es el diagnóstico del ente territorial, expresado  en cifras, estadísticas y todos y cada uno de los datos que serán necesarios para formular la soluciones. 

También una parte estratégica que alberga todos y cada uno de los proyectos que se quieren ejecutar durante los cuatro años de mandato. Estos deben tener un objetivo general, específico, metas de resultados -cuantificables en el tiempo- indicadores, priorización de los proyectos de impacto social en la comunidad, entre otros no menos importantes. 

En esta parte del plan se consagran las políticas públicas que deben y tienen que perdurar en el tiempo para la solución de los problemas de la comunidad. Tiene, por último, una parte presupuestaria, la más importante dentro de los componentes, en donde el administrador va a determinar con qué recursos se cuenta para ejecutar las políticas públicas de desarrollo.  De esta parte depende que cada uno de esos proyectos esté financiado y puedan llegarse a ejecutar durante los próximos cuatro años. Luego de esta formulación el gobernador o alcalde  debe mandarlo a la corporación pública – Asamblea o  Concejo- para que sean aprobados. La responsabilidad que tienen las corporaciones  es mayúscula con la comunidad,  puesto  que son el medio de control social y político con que cuenta la ciudadanía para hacer cumplir el mandado delegado y representado en los mandatarios.  

Es obligación de los gobernantes asumir las obligaciones contempladas y pactadas con la ciudadanía en la campaña electoral, y el no cumplimiento de las metas plasmadas en los planes conlleva a la revocatoria del mandato popular. 

Esta  herramienta ciudadana salvaguarda todos los derechos colectivos de los habitantes de la comunidad en general y por tal razón la formulación de esos  planes de desarrollo debe estar acorde con las necesidades del departamento y  municipio, como con su  presupuesto, y lo más importante que el mandatario-gobernador o alcalde -, tenga la capacidad intelectual, administrativa y de trabajo para poder ejecutar esos  planes de desarrollo que son el motor y fuente de progreso para los entes territoriales. 

Oración para el 2019

Por  Elizabeth Zuccardi Porras. Dice Proverbios 16: Del hombre son los planes del corazón, mas de Dios es la respuesta de la lengua. 2 Todos los caminos del hombre son limpios ante sus propios ojos, pero Dios pesa los espíritus. 3 Encomienda a Dios tus obras, y tus pensamientos serán afirmados. 

Por  Elizabeth Zuccardi Porras. Dice Proverbios 16: Del hombre son los planes del corazón, mas de Dios es la respuesta de la lengua. 2 Todos los caminos del hombre son limpios ante sus propios ojos, pero Dios pesa los espíritus. 3 Encomienda a Dios tus obras, y tus pensamientos serán afirmados. 

Así que todo lo que vayamos a hacer en este año 2019, debemos primeramente presentárselo a Dios, para que él nos ayude a realizarlo. De tal manera los invito a que hagan esta oración conmigo en el nombre de Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,  todos unidos por este año que recién empieza, para colocar en las manos del Señor todo proyecto que vayamos a realizar de aquí en adelante,  porque sabemos que todo lo que le propongamos saldrá bien si está de acuerdo con su voluntad, la cual es buena, perfecta y agradable. Señor Jesús: Sé tu nuestro protector y nuestra fortaleza; en los tiempos de angustia sostennos de tu mano pródiga, fuerte y amorosa; no nos desampares ni de noche ni de día, cúbrenos con tu manto protector; sacia nuestra sed de amor, misericordia, perdón y reconciliación; permítenos recibir este nuevo año con renovadas esperanzas, que podamos confiar en tu divina providencia, para que nunca falte en nuestras casas el alimento diario, y que todas nuestras necesidades básicas sean suplidas por tu bondad y misericordia.

Declaramos que este año 2019  nos irá bien, seremos prosperados, como árboles plantados junto a corrientes de agua, daremos abundante fruto en  todo lo bueno que hagamos. Cuida cada paso que damos y envía a tus ángeles para que nuestro pie no tropiece en piedra, mantén alejado el enemigo de nuestros hogares; queremos habitar al abrigo del Altísimo, que ninguna plaga toque nuestras moradas, que vivamos en armonía y en paz en medio de nuestras familias; aleja toda enfermedad, desánimo, tristeza y depresión de en medio de nosotros, sé propicio a esta oración y escúchanos, Señor.

Estamos en oración unidos por el amor que nos profesas, que los que aún no te conocen abran su corazón a ti, para que entres a morar en medio de ellos; salva a este mundo perdido en la oscuridad, porque aún no conocen el camino de la luz; protege a los nuestros y bríndanos la oportunidad de vivir en un mundo mejor, donde reine la paz y el amor.

Te rogamos por todos aquellos que hoy padecen necesidad, por los encarcelados, por los enfermos, por los que han perdido la razón, por los encadenados a vicios, por los abandonados, por los huérfanos y las viudas, en fin, Señor, oramos por todos, para que en este año brille la luz de la esperanza y podamos alcanzar la Salvación. Amén.

Por último le digo que si usted es obediente a los mandatos de Dios, Él prómete bendecirlo abundantemente. Por tanto, le regalo esta promesa que está en Deuteronomio 28 "Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. 2 Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. Feliz 2019 para todos.

Las cosas mejoran con el tiempo

Por José Arturo Ealo Gaviria. Pero eso solo es cierto de una manera obvia en las cosas técnicamente útiles, como los aviones y los ordenadores. 

Por José Arturo Ealo Gaviria. Pero eso solo es cierto de una manera obvia en las cosas técnicamente útiles, como los aviones y los ordenadores. Existen otros aspectos de la vida humana que revelan verdaderas tendencias, sin que estas representen mejoras en un sentido obvio. Los idiomas evolucionan en el sentido que muestran inclinaciones, divergen y, según transcurren los siglos tras su divergencia, llegan a ser más y más ininteligibles entre sí. Las numerosas islas del Pacífico surten un hermoso taller para el estudio de la evolución del lenguaje. Los idiomas de las distintas islas son similares y sus diferencias pueden medirse con precisión, por el número de palabras que difieren entre sí. Las palabras saltaron a través de canoas, saltando de isla a isla en intervalos proporcionales al grado de situación de cada una de ellas. Cualquier isla, aunque estuviera separada, exhibiría en el tiempo algún cambio evolutivo en su lenguaje, lo que haría que se produjesen algunas divergencias con los idiomas de otras islas. Las islas más cercanas tendrían un intercambio de palabras mayor, a través de las canoas, que las más distantes. Sus idiomas habrían tenido también un antepasado común más reciente que el de islas más remotas. Estos fenómenos son muy análogos a los hechos sobre los pájaros pinzones en diferentes islas del archipiélago de las Islas Galápagos que inspiraron originalmente a Charles Darwin. Los genes saltaron entre las islas en los cuerpos de las aves, de la misma forma que las palabras abordaron en las canoas.

Entonces, los idiomas evolucionan. Y cuando hablamos de idioma, por lo general no pensamos en términos de mejora de calidad. Por el contrario, cuando hablamos de ello, vemos con frecuencia los cambios como un deterioro, una degeneración. Tenemos tendencia a ver los usos antiguos como correctos y los cambios lo que llamaríamos como corrupciones. Pero podemos detectar tendencias similares a la evolución que son progresivas en un sentido puramente abstracto, sin valor. Y hasta encontramos pruebas de la existencia de mecanismos de retroalimentación positiva, en forma escalada de los significados. Por ejemplo, la palabra 'estrella' se usó para designar a un actor o actriz de cine de excepcional celebridad. Luego degeneró, para pasar a significar cualquier actor ordinario que representase uno de los papeles principales en una película. Por ello, para recobrar el sentido original de celebridad excepcional, la palabra tuvo que saltar a superestrella ('superstar'). Más tarde, los estudios de publicidad la usaron para designar actores de los que muchos jamás habían oído hablar, de tal forma que tal vez nos estemos preparando para otra escalada. ¿Escucharemos hablar de hiperestrellas ('hyperstars')? Un mecanismo de retroalimentación positiva similar ha reducido la palabra 'chef'. Procede, por supuesto del francés 'chef de cuisine', es decir, el jefe o director de una cocina, según el Oxford Dictionary. Entonces, por definición solo puede haber un 'chef' por cocina. Quizás para satisfacer su vanidad, los cocineros ordinarios, incluso los jóvenes que hacen hamburguesas, comenzaron a llamarse a sí mismos 'chefs'. Resultado, con frecuencia se escucha la frase sinónima de '¡chef director!'

TE DESTACAMOS

Tenemos tendencia a ver los usos antiguos como correctos y los cambios lo llamaríamos como corrupciones. Pero podemos detectar tendencias similares a la evolución que son progresivas en un sentido puramente abstracto, sin valor.

Latinoamérica aprendió la lección

Por Paloma Valencia Lasserna. El fracaso de los gobiernos de izquierda en Brasil, Argentina y Chile dejó en evidencia que el modelo socialista acaba con el empleo y el crecimiento económico. Venezuela y Cuba son ejemplo de lo que sucede cuando se llega al extremo de acabar con la democracia.

Por Paloma Valencia Lasserna. El fracaso de los gobiernos de izquierda en Brasil, Argentina y Chile dejó en evidencia que el modelo socialista acaba con el empleo y el crecimiento económico. Venezuela y Cuba son ejemplo de lo que sucede cuando se llega al extremo de acabar con la democracia.

Este año inició con la posesión de Jair Bolsonaro en Brasil. El nuevo presidente ganó con el 56% de los votos como resultado de 15 años de izquierda. Esa izquierda entregó el país con un decrecimiento promedio de la economía de -2%, con más de 12 millones de brasileños en el desempleo, y con la percepción de corrupción más grande de su historia.

Argentina también sufrió las consecuencias de la izquierda. El modelo socialista de los Kirchner estuvo por más de una década hasta que en el 2016 entró a la presidencia el empresario Mauricio Macri. Cuando los Kirchner entraron al poder la economía crecía un 8%, cuando Macri se posesionó el país decrecía un -2%.

Los datos no mienten. Un modelo de izquierda o socialista, o cómo algunos políticos colombianos lo disfrazan con el nombre de "progresismo" solo destruye el progreso de un país.

Chile en 2018 también dio el giro. Sebastián Piñera llegó a la presidencia recibiendo una economía bordeando el 1% de crecimiento, y con la deuda pública más alta en 24 años.

La izquierda se sostiene incrementando el gasto público en subsidios y regalos fiscales que generan dependencia en la población. Un subsidio debe tener fecha de caducidad y un estudio técnico donde demuestre su efectividad en el largo plazo. La deuda pública en crecimiento es claridad de un gobierno derrochón.

El modelo venezolano fue sostenible por los ingresos petroleros. En el momento que estos ingresos desaparecieron, salió a flote una economía sin base. Para 2018 su economía decreció un -18%, con una tasa de desempleo del 34%, y una pobreza de más del 60% de la población.

Los pocos países democráticos que aún son gobernados por la izquierda en Latinoamerica están despertando.

Los nicaragüenses durante el 2018 estuvieron pidiendo la caída del régimen. Con un desempleo del 15% y una economía cayendo -4%, Daniel Ortega no pudo esconder más las consecuencias de su modelo económico.

De igual manera, Bolivia al terminar el 2018 estuvo lleno de protestas en todo el país. El Tribunal Electoral dio vía libre para una tercera reelección de Evo Morales dado que esta había sido negada por un referendo practicado en el 2016.

Como lo prevén las encuestas, en las elecciones presidenciales de 2019, la derecha llegará para dar el cambio que necesitan los bolivianos, esto únicamente si se dan las garantías democráticas.

En Colombia también recuperamos el rumbo. Iván Duque llegó a la presidencia. Luego de una administración cómplice de los regímenes izquierdistas en Latinoamérica, hoy caducados, el país empieza a recuperar su confianza.

Como lo revelan las bases del Plan Nacional de Desarrollo, 'Pacto Por Colombia pacto por la equidad', al terminar este período presidencial llegaremos a una inversión que pese 25,7% del PIB, un crecimiento económico por encima del 4%, y 2,9 millones de personas menos en la pobreza.

Latinoamérica aprendió la lección. Los modelos económicos de izquierda solo le trajeron pobreza, desempleo y decrecimiento. Es importante tener como referentes los resultados en otros países vecinos para no tener que repetir su historia.