EN NUESTRA MONTERÍA

EN CÓRDOBA > EN NUESTRA MONTERÍA > MONTERÍA, CÓRDOBA.
Por Redacción El Meridiano | 2017-03-24 00:00:00

En Funtierra nada cuadra

A Funtierra Rehabilitación IPS en 2015 se le pagaron mil 345 millones 987 mil 500 pesos por pacientes con tratamiento incompleto y 6 mil 225 millones 572 mil 967 pesos por el servicio de terapias. En el recuadro, Eduardo Padilla Hernández y Tania Otero Arroyo, asesor jurídico y representante legal de la cuestionada IPS.


EL MERIDIANO conoció los motivos por los que la Secretaría de Salud Departamental decidió no hacer los pagos reclamados por Funtierra Rehabilitación IPS por el concepto de terapias para menores de edad correspondientes a los meses de febrero, marzo, abril y mayo de 2016, las que ascendían a unos 4 mil millones de pesos.

Funtierra Rehabilitación IPS es representada legalmente por Tania Otero Arroyo y asesorada jurídicamente por su esposo Eduardo Padilla Hernández, este último quien además es el presidente de la Asociación Red Nacional de Veedurías, con la que a través de Luis Eduardo de la Hoz López, quien fungía como director regional de la misma, se realizaron una serie de protestas en la Secretaría de Salud Departamental exigiendo el pago de las terapias, para reclamar los derechos de los niños.

De manera responsable, en un comité de auditoría realizado a finales de 2016, en el que hicieron presencia los miembros del grupo auditor de cuentas médicas y funcionarios de la Secretaría de Salud  de Córdoba, se trató con lupa el tema de las terapias de rehabilitación integral basadas en neurodesarrollo y neurorehabilitación.

Nada cuadra

En dicha reunión se estableció que luego de revisada la concertación de tarifas entre los representantes de IPS y la Secretaría de Salud, firmada en marzo de 2016, se logró establecer que en el paquete pactado en 3 millones 800 mil pesos no se detalla o discriminan las terapias a realizar por cada terapista de acuerdo a lo ordenado por el médico tratante en el plan de tratamiento.

Entre estos casos se evidenció la falta del número de terapias de fonoaudiología por mes, número de terapias ocupacional por mes, números de terapias de sensomotriz por mes y el número de viajes por mes, en el que se determinara un mínimo y un máximo con sus respectivos valores.

Al bulto

El grupo de auditores de cuentas médicas también advirtió que las sesiones de terapias ordenadas por el médico tratante no son acordes con las terapias realizadas y soportadas en las historias clínicas de los pacientes.

Se evidenció que en muchas oportunidades los pacientes coincidían en los mismos lapsos de tiempo de unas terapias con otras y que en promedio en un paciente el paquete de 50 terapias se evacuaba en un periodo de 5 días.

Según la revisión realizada, en un día se detectó que las terapias eran realizadas en conjunto de pacientes sin tener en cuenta el diagnóstico clínico o patología de base, por lo que para el grupo auditor alertó de la impertinencia de realizar terapias físicas grupales a menores de edad con diagnósticos de retraso mental con menores de edad con diagnósticos de trastornos psicosociales asociados.

En otra de las observaciones realizadas, se evidenció que las evoluciones de los pacientes, con las que se demuestra el cumplimiento del plan de tratamiento terapéutico ordenado por el médico, carecen de contenido detallado sobre las actividades realizadas, la receptividad del paciente y el avance del paciente, motivos por los que no se logró corroborar si los pacientes lograron de manera parcial realizar la actividad y por lo que no se alcanzó una medición de la evolución acorde con la condición clínica de los pacientes.

Otro de los hallazgos tiene que ver con que se utilizaba el mismo plan  de tratamiento terapéutico para todos los pacientes sin tener en cuenta el diagnóstico, estado clínico del paciente y edad, razón por la que se observó que las órdenes médicas eran iguales para todos, en número, frecuencia y tipo de terapia.

Finalmente se concluyó en dicho comité de auditoría, que debido a todos los hallazgos encontrados en las facturas se decidió objetar la totalidad de estas, teniendo en cuenta el no cumplimiento del acta de concertación de tarifas 2016 y la no pertinencia de la realización de las terapias soportadas.

Desesperados

EL MERIDIANO también se enteró de que desde Funtierra Rehabilitación IPS, pese a las constantes negativas sustentadas, desde la cuestionada entidad de salud se han pasado cerca de 20 derechos de petición solicitando los pagos y no conformes con ello le solicitaron a la Superintendencia de Salud que le exija a la Secretaría de Salud Departamental los pagos. 

Desde la Secretaría se dieron las explicaciones pertinentes y detalladas de los motivos por los que no se han realizado los pagos.

Según fuentes de este medio, ante los reiterados fallos y respuestas no favorables, desde Funtierra Rehabilitación IPS se han dedicado a descalificar al personal médico de la Secretaría de Salud.

A paso de tortuga

Los entes de control departamentales y la ciudadanía en general se encuentran sumamente preocupados por esta situación del 'Cartel de las Terapias'.

El contralor Departamental, Emilio Otero Dajud, ante la gravedad que reviste este escándalo, la semana pasada radicó un escrito ante la Contraloría General de la República solicitando la autorización para poder actuar en casos como este, pero la respuesta fue un no. Es decir, que no tiene competencia para actuar.

Así las cosas, dicha investigación fiscal sigue en manos de la Contraloría General de la República, la que luego de destapar el escándalo bajó las revoluciones sin que hasta el momento se conozcan nuevos resultados.

TE RECORDAMOS

•    El 'Cartel de las Terapias' fue destapado por un informe de la Contraloría General de la República en el que se encontró un hallazgo fiscal por el presunto detrimento patrimonial de mil 345 millones 987 mil 500 pesos que se cobraron por pacientes a los que no se les brindó un tratamiento de neurodesarrollo incompleto por parte de Funtierra IPS.
•    Todo el tema del denominado 'Cartel de las Terapias' fue denunciado ante el fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, las investigaciones son adelantadas en la capital de la República y según fuentes de EL MERIDIANO, en el ente acusador se estarán dando los primeros resultados en las próximas semanas, razón por las que no se descartan allanamientos y capturas.

 


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.